domingo, 11 de enero de 2009

Baco se dedicó al baile

La teníamos programada desde hace tiempo; pero, no alcanzábamos a dar con un día adecuado para todos/as. Al final, decidimos que sería este Sábado. Por desgracia, no podía acudir Marta. No obstante, yo la tenía conmigo, en mi cabezota de alcornoque. La cita era en casa del señor Joven y, simplemente, nos juntábamos para degustar diferentes vinos...

La cata estuvo muy bien planteada. Se abrieron seis vinos diferentes (no sé cuántas botellas), y la mesa fue cubierta de la comida necesaria para no acabar dando tumbos por la vie. Tortilla de patata, jamón serrano, varios tipos de queso, pataticas, patés... ocupaban sus respectivos platos a la espera de ser devorados.

Del vino y el papeo, al baile. La Casa Magnética acogió a estos/as pobres borrachines/as seguidores de Baco. Allá se montó la gran fiesta. Las conversaciones fácilmente se veían diluidas por el baile. Iñaki, Marmota, Luz, acompañaban el perreeeeeo, ese que se bailaba sonara lo que sonara. Confidencias, bailes, risas, cariño... miscelánea de momentos que describen una noche de esas que se quedan en el recuerdo.

Gracias, Baco, volveremos a homenajearte.

1 comentario:

marmota dijo...

jijiji
Me lo pasé muy bien!