martes, 28 de diciembre de 2010

El mejor aguinaldo...

Hace años que no recibía aguinaldo. Éste era uno más. Soy consciente de que es una chorrada; sin embargo, no sé, hace ilusión recibir un paquetito o una cestita con un porrón de productos que no puedo consumir. De nuevo, llegaba Diciembre y no tendría ningún aguinaldo que llevarme al hogar. Hasta que, un día, llegó Marta con una bolsita que había preparado su mami. En ella, un pequeño aguinaldo elaborado exclusivamente para mí. La alegría y la ilusión afloraron en mi cuerpecillo rumbero, y hasta nerviosico y todo me puse. Este año era distinto y había recibido mi cestita de Navidad...

Muchas gracias


¡Estoy más feliz con mi aguinaldo! Para mí, es el mejor.

Esa gena Tron

Bien podría pertenecer esa frase (la del título, digo), a alguno de los diálogos de tan infame película. Visualmente, es brutal, hay que reconocerlo. Pero, en todo lo demás es realmente pésima. Absurdos diálogos, situaciones sin ningún sentido, personajes más planos que una tabula rasa y sin la más mínima capacidad de expresión, momentos más que previsibles... No hay por dónde cogerla. Sinceramente, de lo peorcico que he visto en todo el año ¡Buf! ¡Qué cosa más mala!

Seguramente, el señor Joseph Kosinski (ha debutado con Tron Legacy), es el nuevo fichaje de la Disney para hacer unas cuantas películas taquilleras a la par que execrables. Ya sé lo que no iré a ver...

martes, 21 de diciembre de 2010

Con tilde Vs sin tilde

El otro día vi, en las noticias, que se ha establecido una nueva ortografía. Al terminar éstas, quedé un poco trastornado porque, por lo visto, hemos estado pronunciando mal durante muchísimo tiempo palabras como guión, huí, truhán o riáis, por poner algunos ejemplos. Al llevar estas palabras una tilde, las hemos pronunciado como si fueran hiatos, cayendo en un inmenso error, puesto que parece ser que son diptongos. Así, lo que antes pronunciábamos gui-on, tru-han, ri-a-is, hu-i, ahora es guion, hui, truhan, riais. Vamos, que hemos estado hablando como el mismísimo demonio ¡Vaya grandísima chingada! Somos, entonces, unos/as zopencos/as. Y lo que no entiendo es por qué...

Vamos a comparar imágenes:

Pieis Vs Piéis
pieis http://www.tube.lankaeuro.com/

piéis http://hemeroteca.abcdesevilla.es/

Riáis Vs Riais
riáis http://www.forocoches.com/

riais http://www.pirateking.es/

Ruán Vs Ruan
ruán http://www.luventicus.org/

ruan http://espanol.cri.cn/

Sión Vs Sion
sión http://www.christusrex.org/

sion http://www.localidadesturisticas.com/

Truhán Vs Truhan
truhán http://welzen.wordpress.com/

truhan http://www.fox.es/

domingo, 19 de diciembre de 2010

Sueño profundo

Estar de vacances es genial. Una de las razones por las que las temporadas ociosas son tan maravillosas es que, entre otras cosas, tienes más tiempo para leer. El otro día, me terminé Sueño profundo, de Banana Yoshimoto, un libro que habla de soledad, de miedos, de inseguridades, de dolor, como elementos que conducen a un proceso de cambio. Un total de tres historias, con una narración de gran sensibilidad, que he disfrutado leyendo.

"Las personas como él creen que, fuera de las reglas establecidas, no existe nada. [...] Por eso se siente tan inseguro".

"Lo importante no eran los fuegos artificiales, sino estar los dos juntos, aquella noche, en aquel lugar, alzando los dos la vista al cielo. Lo importante era estar los dos con los brazos entrelazados y el rostro vuelto en la misma dirección".

BANANA YOSHIMOTO, Sueño profundo

sábado, 18 de diciembre de 2010

Especial La naranja china

Estaba buscando musiquiqui por el Interné. Dándole rulo a diferentes enlaces, he terminado en una página con un "porronsito" de grupos con influencias sesenteras. De repente, he visto un vídeo de uno de esos grupos que me gustan bastante, mucho, la leche... Se trata de La naranja China. He visto a este grupo encabezado por Alex Olmedo un par de veces en directo y, las dos veces, gratis. Para la primera vez, no los había oído nunca. En la segunda ocasión, ya era fan. Así que, me he metido al YouTube y he buscado un vídeo de cada uno de sus discos para compartir su música con ustedes. Espero que les gusten:

Petite mort


Trankiller


Que te den

jueves, 16 de diciembre de 2010

Flamenco Flamenco

Ayer tuve la suerte de poder ver Flamenco, Flamenco, del señor Carlos Saura. Y digo suerte porque ya habrá salido de cartelera, por donde ha pasado sin pena ni gloria. Y digo suerte porque me ha hecho volar, me ha puesto la piel de gallina, me ha estremecido en la butaca y me ha hecho
apasionarme con toda su fuerza y belleza estética.

El señor Saura indaga de nuevo en el flamenco. José Mercé, María Bala, Estrella Morente, Miguel Poveda, Eva "Yerbabuena", Sara Baras, "Tomatito", Niña Pastori, Paco de Lucía, Farruquito, Dorantes, Diego Amador, "El Carpeta", Israel Galván, y muchos/as más que me dejo, van ofreciendo su arte en una sucesión de actuaciones. El cineasta, sabio y experimentado, las envuelve con los colores y las escenas cotidianas de variadas obras de arte: de Julio Romero, de Goya, de Doré, de Zuloaga... Pero, éstas no sólo son envoltorios. Fusiona magistralmente las pinturas con todo el sentimiento del baile y del canto, con el movimiento de la cámara, con las luces, con la composición de los planos. Trabaja impecablemente un elaborado juego con la profundidad de campo, que se pierde entre los rostros, entre las obras, entre los cuerpos y los múltiples reflejos de los espejos.

Si una palabra define a esta película, esa es: belleza.

miércoles, 15 de diciembre de 2010

Noticias

He puesto hoy las noticias en la tele de casa de la mía mama. Entre las mil y una desgracias, he quedado perplejo al ver, en un mismo noticiero, hacer mención a tres altercados que se han sucedido, en apenas 24 horas, en tres lugares distintos: Roma, Grecia y Buenos Aires.

A continuación, unas breves reseñas (realizadas con el famoso "corta y pega"), de las noticias aparecidas en la Red:

ROMA, 14 de Diciembre: La Policía y los manifestantes que protestan contra el Gobierno de Silvio Berlusconi protagonizaron hoy duros enfrentamientos ante el Senado, las plazas Venecia y del Popolo y en la céntrica vía del Corso, donde los violentos 'Bloques Negros' (Black Block) levantaron barricadas y desataron una batalla campal. A los manifestantes se unieron, según fuentes policiales y la prensa, grupos violentos del Black Block, de tendencia anarquista, que ya han protagonizado numerosos incidentes en otras manifestaciones, como la del G-8 de Génova de 2001, en la que murió un activista antiglobalización.

GRECIA, 15 de Diciembre: Duros enfrentamientos entre Policía y manifestantes por los recortes económicos del Gobierno griego. El Parlamento ha aprobado el recorte de gastos que permitirá hacer frente al rescate de 110.000 millones de euros impulsado por el FMI y la UE. Se prevén más ajustes presupuestarios para la semana que viene.

BUENOS AIRES, 15 de Diciembre: Tercer muerto en los disturbios provocados por personas sin techo en Buenos Aires: Unos 2.000 vecinos de barrios pobres, la mayoría inmigrantes, habían vuelto este jueves a tomar posesión de tierras en un predio de unas 200 hectáreas en el Parque Indoamericano, donde el martes a la noche murieron baleados una mujer boliviana y un ciudadano paraguay.

Obviamente, me he acordado del reciente enfrentamiento, hace tan sólo cinco días, entre la policía y los/as estudiantes en Londres. Claro está, enseguida me han venido a la cabeza los innumerables disturbios que han tenido lugar en Francia y aquellos que sucedieron en Barcelona. Volvemos al "corta y pega":

LONDRES, 10 de Diciembre: La ira de los manifestantes, en un centro de Londres tomado por la Policía, iba dirigida sobre todo contra el Partido Liberal Demócrata, minoritario en el Gobierno de coalición, al que acusan de haber roto su promesa electoral de oponerse a esa medida. El Parlamento británico aprobó ayer, por una estrecha mayoría de 21 votos, la propuesta del Gobierno de subir el coste de las matrículas universitarias en Inglaterra.

FRANCIA, 20 de Octubre: Nuevos altercados de los jóvenes en Francia por la reforma de las pensiones. Las fuerzas del orden francesas intervinieron hoy para frenar los actos violentos de jóvenes alborotadores en las ciudades de Lyon y Nanterre, donde la víspera se registraron serios altercados durante las protestas contra la reforma del sistema de pensiones.

BARCELONA, 29 de Septiembre: Barcelona protagoniza los altercados más violentos de la huelga general. La jornada de paro general se está desarrollando de manera pacífica en el conjunto de España, sin embargo, algunos piquetes han protagonizando acciones violentas que han precisado de la acción de los cuerpos de seguridad. En Barcelona se ha quemado un coche y se han formado barricadas con contenedores. Una manifestación alternativa antisistema seguida por varios miles de personas en el centro de Barcelona ha concluido con grandes destrozos en el centro de la ciudad y con un enfrentamiento entre manifestantes y Mossos d'Esquadra.

Me ha parecido curioso observar como en la prensa escrita, en los noticieros de la televisión y en las fuerzas de seguridad, nombran siempre a los antisistema, los antiglobalización, los violentos... como los artífices de estos disturbios. Señalan a los/as de siempre, a un solo colectivo, en busca de la explicación fácil. Quizás no interesa reflexionar un poco más. Quizás no interesa señalar que, tal vez, hay que ir más allá. Quizás no interesa advertir que esta violencia puede ser fruto de la desesperación, de la rabia, de la impotencia y de la frustración que supone comprender que, en este sistema, los ciudadanos apenas importamos nada. Cada vez hay más personas que ven a la gente sin trabajo, que pierde sus hogares, que apenas tiene para comer, y perciben, atónitas, cómo emerge cada vez más la libertad de mercado en detrimento de lo social y de lo humano. Creo, sinceramente, que la sociedad está cada vez más cansada, crispada, harta, de unos gobiernos que recortan en lo social y quedan a merced de las empresas supranacionales y de las decisiones de los bancos. Así, mientras los ciudadanos sufren las consecuencias, los políticos de turno (aquellos que supuestamente los representan), miran hacia otro lado...

martes, 14 de diciembre de 2010

Vacaciones hibernales

Por fin, estoy de vacaciones. Tras tres meses de auténtica locura, necesitaba parar y tomarme un descanso. Disfrutar todavía más de mí y de quienes me rodean sin la premura de tener que acudir a la labora o a mi casa a seguir haciendo cosas... Estoy de vacances y siento que mi cuerpo se relaja y comienza a descansar.

Me encantaría tener vacaciones toda la vida y dedicarme, simplemente, a estar por acá, por el Mundo. Les aseguro que no me aburriría...

lunes, 13 de diciembre de 2010

Biutiful

Aproveché mi primer día de vacances para acercarme al cinema y visualizar Biutiful. Apenas tenía referencias sobre esta película. Sólo sabía que trabajaba Bardem, que su director era el señor Iñarritu y que a Marta le había gustado. Unos pocos ingredientes, pero suficientes, me llevaron a tomar la decisión de adentrarme en la oscuridad de la sala y esperar a que se proyectara la luz.

Salí del cine con una muy buena sensación. La película me había gustado y había una escena que, para mí, contenía el mensaje que más claramente nos quiere transmitir Iñarritu en este filme. Para ello, coge a Bardem y lo convierte en nexo de unión de un montón de problemas sociales con los que convivimos pero que, en multiplicidad de ocasiones, parecen estar ocultos en las calles y las casas de nuestra urbe. Quizás, este es el punto en el que la película puede caerse: el protagonista vive demasiadas calamidades. Tantas, tantas, que parece casi increíble. Y eso lo aleja de una percepción de realidad con respecto al espectador. Es decir, contrapone la vida y el comportamiento casi irreal de Úxbal, que se mueve entre el bien y el mal, entre la maldad y la excesiva benevolencia, con la cruda realidad que viven muchas personas que nos rodean. Adquiere así un aspecto de fábula que poco, o nada, parece tener que ver con una película que se mueve entre la miseria, la oscuridad, la fatalidad y la muerte.

Pero, quizás allí es donde podemos asirnos para no caer en esa fundamentación de que Iñarritu hace una denuncia social hacia la explotación de los inmigrantes y que lo hace desde el elitismo, desde la incredibilidad, desde una visión alejada y superficial. Sin duda, es así como lo hace. Y, en mi opinión, lo hace así porque así es como lo vivimos nosotros/as. Porque, día a día, la sociedad vive de espaldas a todo tipo de exclusión social, a todo ese tipo de situaciones que lleva consigo el aumento de la desigualdad que crece y crece con este sistema económico basado en la competitividad. Iñarritu no critica las situaciones de explotación, ni la de la intolerancia o incomprensión hacia la homosexualidad, ni a las mafias, ni a la policía... Iñarritu nos critica a nosotros/as (incluido a él mismo, creo yo, si quiere ser coherente), porque ante esta problemática damos la espalda y, como en la película, nos vamos de discotecas.

viernes, 10 de diciembre de 2010

D'Callaos: La Noche

Me llegó un correíllo eléctrico de los D'Callaos con un enlace a su nuevo videoclip, "La Noche", que pertenece a su último disco: El borde donde termina el mar. Disfruten el temiqui mis cuates.


jueves, 9 de diciembre de 2010

La violencia del Mundo

Aproveché el porronsito de horas en el autobús que me llevó de Zaragoza a Barcelona y viceversa para terminarme de leer La violencia en el Mundo, un pequeño librito que recoge dos conferencias: una de Jean Baudrillard y otra de Edgar Morin. En el contexto de la Globalización, exponen su visión sobre cómo está el planeta (no muy esperanzadora, la verdad), y la dirección hacia la que se encamina de no ponerse a cambiar las cosas. Dejo algunos extractos:

"Marx decía: 'Un espectro acosa hoy a Europa: es el comunismo'. Nosotros podríamos decir: 'Un espectro acosa hoy al orden mundial: es el terrorismo'.
Y, sin duda, hay una razón para ello: lo insoportable no es tanto la desgracia, el sufrimiento o la miseria, como el poder mismo y su arrogancia. Lo insoportable e inaceptable es la emergencia de ese poder mundial totalmente nuevo."

JEAN BAUDRILLARD, "La violencia de lo mundial", La violencia del Mundo

" La palabra 'desarrollo' implica que el crecimiento técnico y económico es la locomotora de un desarrollo social y humano, que se efectuará siguiendo el modelo occidental. Ahora bien, no hemos de olvidar que en las sociedades occidentales desarrolladas también existe un subdesarrollo psicológico, moral, carencias cada ve más evidentes".

"Cuando un sistema no es capaz de resolver los problemas que encuentra, sólo le queda morir, o bien, y eso es lo que sucede, crear un metasistema, un sistema más rico, más poderoso, por una especie de metamorfosis"

EDGAR MORIN, "En el corazón de la crisis planetaria", La violencia del Mundo

miércoles, 8 de diciembre de 2010

The lovely bones

The Lovely bones es una película extraña. Por un lado, engancha. Por otro, te pierde entre mundos innecesarios que acaban por aburrirte. Por un lado, es dura y triste. Por otro, es una ñoñería absoluta que, a veces, roza el absurdo. Por un lado, estremece. Por otro, se vuelve sosegada y dulce. Por un lado, se aprecia a un grandísimo Peter Jackson, capaz de introducir al espectador en el mayor de los suspenses. Por otro, nos muestra su peor cara, perdido en la plástica del otro mundo, en la malísima dirección de los actores y en escenas de gran incongruencia que, casi, casi, podrían tomarse como una tomadura de pelo.

The Lovely bones es una película extraña. Me ha gustado, y mucho. Pero, también me ha defraudado. De lo que sí que estoy seguro, o no, es que si la ven, no les dejará indiferentes...

lunes, 6 de diciembre de 2010

Puente

Acabo de regresar de Barcelona de pasar este puente que no tengo. Mañana, me toca labora. Acabo de regresar de Barcelona y esta noche me hubiera encantado pasarla allá. Porque, hace dos años, soñé que me bañaba en el mar y que Juanes sonaba de fondo. Y ahora me estoy bañando y me siento tan dichoso...

Feliz noche

martes, 30 de noviembre de 2010

FC Barcelona: fútbol - Real Madrid: cero

A mí me gusta ver los deportes que echan en la televisión. Pero, como no tengo la denominada caja tonta en el hogar, dependo de las transmisiones que programan en la Red, de cómo esté la conexión o cualquier vaina por el estilo. Ayer, transmitían por la tele (no sé que canal de esos raros de pago) el FC Barcelona - Real Madrid y, sinceramente, tenía en la mente que sería un gran partido. No me lo quería perder. Así que marché a verlo a casa de Marta, totalmente seguro de que iba a pasar una buena velada... Y así fue.

Pero, voy a centrarme en lo que pude ver ayer. Como ya saben no soy ningún experto de fútbol, aunque me interese saber cómo va la liga y pueda defenderme en algunos aspectos. Quizás tenga algo que ver mi pasado como portero loco de "furguito" en una liga para aficionados. No sé. Voy a centrarme en lo que, para mí, es la magia del fútbol: el juego. Y, en concreto, en el juego del equipo que ayer fue dueño y señor del partido, en el equipo que, gane o pierda, siempre hace disfrutar con su manera de entender el fútbol, en el equipo que está, en estos momentos, muy por encima de cualquier otro: el FC Barcelona. De poco sirve mirar al pasado para hablar de si un equipo es mejor que otro, ni contabilizar el numero de títulos, ni siquiera los resultados al final del partido. Ya lo dijo Mourinho hace un tiempo: "No siempre gana el mejor equipo". Importa el presente más cercano, la recién terminada temporada y el comienzo de la nueva. Importa cómo se maneja el balón en el campo y la actitud e los jugadores. Importa el hacer que las personas puedan admirar lo bonito de un deporte. Y, ayer, para mí, el fútbol volvió a tomar una dimensión que, hasta ahora, apenas he presenciado más que en muy contadas ocasiones.

El FC Barcelona se vistió de gala. Quería una fiesta y se fue directo a buscarla. Se puso sus mejores trajes (quizás no los más caros, ni los más ostentosos, sino los que mejor se adaptaban a su querer hacer de la noche), y decidió cuidar hasta el más mínimo detalle. Decidió acariciar el balón y darle un sentido muy distinto al de hacerlo rodar por la hierba. Decidió que éste volara, que hiciera acrobacias e, incluso, ofreciera ciertas delicias de magia. Decidió que sus jugadores no fueran simplemente instrumentos que se dedicaran a tocar, sino que también fueran ellos mismos los que bailaran. Se habían convertido en los directores del espectáculo y, para desgracia del Madrid, los jugadores de blanco tan sólo podían quedarse como meros espectadores que, en algún momento, intentaran subir al escenario.

Como ya he señalado, el resultado no tiene por qué acompañar siempre al juego desplegado, ni ser reflejo de lo que sucede en el campo. No obstante, ayer, también quiso ser partícipe de lo que el anfitrión había preparado y se sumo a la fiesta. Allí estaba el luminoso y ese 5 - 0 que marcaba al final del partido era la contundente muestra del partidazo que habíamos presenciado. El fútbol no era galáctico. El fútbol había sido universal, porque así es como debiera ser siempre jugado. Porque el fútbol es un deporte, porque el fútbol es espectáculo, y no esa potente industria que mueve tanto dinero y que pulveriza los mercados. Así, sí.

sábado, 27 de noviembre de 2010

Nueva York ida y vuelta

Aproveché mi estancia alicantina para terminar, mientras Marta hacía el examen, Nueva York ida y vuelta, de mi querido Henry Miller. Escrito a modo de carta, carta que dirige a Fred, este libro es mucho más espontáneo que otras cosas que he tenido la suerte de leer del señor Miller. No por ello, pierde interés ni abandona las reflexiones sobre la vida, sobre la gente, sobre aquello que le rodea. Fresco, alocado, insensato, crítico, irónico, Henry transmite a Fred cómo vive los días en el barco que le regresa a Francia.

Una suerte haber encontrado otra joyita de este escritor que tantísimo me gusta.

" Al pasado no le hace falta hielo. Basta con curarlo y colgarlo donde le dé el viento".

HENRY MILLER, Nueva York ida y vuelta

miércoles, 24 de noviembre de 2010

Pinchada Calaveras y Diablillos

Mariachi, el pequeño George y servidor, vuelven a juntarse para ofrecer una noche en la que el ritmo sabrosón del Calaveras y Diablillos volverá a sonar contundentemente. Será este Sábado 27 de Noviembre en el Refugio del Krápula a partir de las 12.00 de la nuit.

Comenzará la noche, a las 12.00 en punto, el Pibe Calavera (es decir, yo), con una clara tendencia hacia la música suramericana, donde la cumbia, el reggae, la rumba y el ska se fusionan en un combo fascinante que hace que no puedas dejar de bailar.

A la 1.30 tomará el relevo Mariachi, la reina de la pista, la de los temones, la que pondrá a prueba nuestros motores.

Será a las 3.00 cuando cogerá el testigo el gran George para terminar una noche que se prepara como una gran fiesta de patxanka y ska.

Ya lo dice el Sargento García: "Yo me voy pa' la cumbia, que la cumbia es muy sabrosa..."

lunes, 22 de noviembre de 2010

Bigor

Le ha llegado un carta del INAEM a mi compi de piso con respecto a la gestión de una oferta laboral. Ésta contiene una de esas faltas de ortografía que clama al cielo. Aparece en uno de los requisitos, donde podemos leer: CON LICENCIA FEDERATIVA EN BIGOR. Nos hemos quedado estupefactos, perplejos, incapaces de creer lo que estábamos leyendo. No podía ser. Que, desde la administración, se escriba una falta tan garrafal es vergonzoso.

Aún me queda la esperanza, "ejem", de que lo que querían expresar es que la licencia federativa sea como militar que sirve en los regimientos de artillería de marina del ejército francés.

viernes, 19 de noviembre de 2010

Descubrimiento

Fui hoy a la consulta de mi querida médico a por mis súper pastillicas rumberas para la rodilla. Hace ya un tiempecito que ya no me duele, que no cojeo... y me ha dicho que eso es muy buen síntoma ¡Yiiiihaaaa! Para mí, es la mejor médico de cabecera del Mundo mundial. Fíjense, que nos pusimos a hablar de otras cosas y, una vez más, se me olvidó pedirle el justificante para la labora. Luego, que si a llamar al Centro de Salud, a movilizar a mi family para que me lo pasen a recoger... ¡Un desastre!

En la consulta, giré levemente la cabeza y, sobre su mesa, observé un calendario. Tenía impresa una imagen exactamente igual a la de la portada de Horrores varios de la estupidez actual, de mis queridos 713avo Amor. Claro está, le dije: - "Esa imagen es igual a la de la portada de un disco que tengo". Me acercó el calendario y me indicó que era un anuncio antiguo de un medicamento. Así, de cerca, pude ver una diferencia: encima de cada tridente había una palabra que hacía referencia a diferentes síntomas. Por desgracia sólo se me ha quedado en la cocota uno de ellos: "vómitos".

Es una chorrada; pero, éste ha sido mi descubrimiento.

martes, 16 de noviembre de 2010

Alicante Conection

Imagen extraída de: http://www.3viajesaldia.com/

Estuvimos, este fin de semana recién pasado, en Alacant. Marta tenía un examen y yo, simplemente, la iba a acompañar. Me pedí unos días que me quedaban en el curro y, así, podría descansar. ¡Buf! Ha sido maravilloso.

Desde la llegada hasta la marcha, todo fueron atenciones por parte de Ponfrik, Youi y el señor Riles. Este hecho, afianza, todavía más, el cariño que tengo a estos seres alicantinos que tuve la fortuna de conocer hace ya unos seis años.

Los días pasaron volando. Me terminé otro librico de Henry Miller, fuimos de compras, paseamos por la urbe, nos echamos unas chelas el sábado nuit... En definitiva, logramos una desconexión total de curro y cansancio.

Ahora, casi, casi, vuelve a faltarme tiempo...

jueves, 11 de noviembre de 2010

flish, flak, pum

A veces, me gustaría poder hacer flish, flak, pum...

... y que todo hiciera, paff, chaf, catapum.

Pues eso.

martes, 9 de noviembre de 2010

Simplemente, datos

El hambre es la manifestación más extrema de la pobreza.

850 millones de personas sufren de hambre todos los días: su nutrición es insuficiente.

14 personas de cada 100 padecen hambre de manera permanente.


1200 millones de personas viven con menos de un dolar al día.

Cerca de 30.000 menores de edad fallecen cada día por la pobreza en el Mundo.

SE PRODUCEN ALIMENTOS PARA ABASTECER A TODA LA POBLACIÓN MUNDIAL.

sábado, 6 de noviembre de 2010

The Bellrays



Tocan los Bellrays en la Sala López de Zaraguaya el día 13 de Noviembre. Mi cuerpesito rumbero no estará por la ciudad ese finde, así que no podré asistir a ver a un grupo que es una de mis debilidades. Para quienes tengan la suerte de poder verlos, les deseo que disfruten de una grandísima noche de rock'n'soul.

¡Larga vida a The Bellrays!

viernes, 5 de noviembre de 2010

Los consejos de Berlusconi



Una amiga italiana me proporcionó la posibilidad de ver este vídeo por el Facebook. En él, Berlusconi muestra, una vez más, su lado más bufonesco y el poco respeto que tiene hacia sus ciudadanos. Lo peor de todo, no sólo es que un señor así esté gobernando un país, sino que, además, a sus simpatizantes les haga gracia tanta majadería. En fin, que así va el Mundo...

Dancer in the Dark

Vimos el otro en casita Dancer in the Dark. Preparamos el proyector, la pantallita, enchufamos el ordenador y, tras previo aviso de la dureza de este musical, volví a encontrarme con la crudeza y belleza de este peliculón. Para mí, no sólo es la mejor película del señor Von Trier, sino que forma parte de esa lista de pelis imprescindibles para la vida moderna y activa.

Partiendo de un argumento bastante insulso, de esos que bien podrían aparecer en la sobremesa de Antena 3 , el director lo pasa por su particular filtro adentrándonos brutalmente en la psicología de los personajes. Pero, no queda allí la cosa, sino que, además, lo convierte en una feroz crítica hacia el sistema, hacia la sociedad, hacia la chingadísima pena de muerte...

Nos empuja al abismo. Nos hace meternos en la vida de Selma (con la increíble caricaturización de Björk), para hacernos partícipes de todo su dolor. Pero, también para soñar, para salir de toda esa mierda, para hacernos volar a través del ritmo, de la música, de la preciosa voz de Björk. Así, nos conduce, entre el sufrimiento y la belleza visual, hacia uno de los finales más impactantes que he podido visualizar.

Sin duda, Dancer in the Dark es una de esas películas imprescindibles que hay que ver sí, o sí.

martes, 2 de noviembre de 2010

Buried

La semana pasada fuimos a ver Buried, película que me apetecía mucho ver, quizás por estar tan ensalzada por la crítica y por las ganas de ver cómo se resolvía una película en la que aparece sólo un personaje metido en un ataúd. Pues bien, la película me gustó mucho. Pero, también he de reconocer que me dejó algunas sensaciones no tan positivas.

Comienza con unos créditos que me encandilaron. Sí, me parecieron realmente bonitos y con un diseño muy atractivo, la verdad. Seguidamente, del negro de la pantalla, pasamos a la pequeña luz que acompañará al protagonista, aunque en diferentes formatos (mechero, pantalla del móvil, tubo luminoso y linternita), y al desarrollo del filme. Éste es de una potencia visual sorprendente y con una muy currada iluminación. Asimismo, la historia atrapa y consigue ir acumulando la tensión en el espectador hasta el mismito segundo final. Y, estos son, para mí, sus puntos fuertes.

Mas, también tiene sus puntos débiles. Por un lado, un momento totalmente prescindible que, claramente, está metido para alargar el metraje e intentar darle un poco más de emoción a la historia: la escena de la serpiente en el ataúd. A mí, particularmente, me sobra. Uno, porque no aporta nada al desarrollo de la historia. Dos, porque queda bastante insulso. Por otro lado, algunos diálogos telefónicos bastante paupérrimos que hacen flojear un guión que, al tratarse de una película de estas características, debiera tener más potencia y no caer en conversaciones tramposas que conduzcan a la estupefacción del espectador.

En definitiva, Buried es una especie de thriller con una muy buena narrativa visual y una fuerte crítica política, de mercado y social, pero que queda mermada por un guión que, en ocasiones, se deja llevar por diálogos realmente flojos. Una muy buena película; pero, muy lejos de ser esa obra maestra imprescindible que se proclama en plena exaltación.

Kawabata - Mishima

Me regaló Marta (sabia ella), para mi cumpleaños, Yasunari Kawabata - Yukio Mishima. Correspondencia (1945 - 1970). Obviamente, es una de esas joyitas en las que puedes disfrutar leyendo si tienes cierta predilección por estos escritores japoneses que escribieron obras tan maravillosas. Aproveché mi viaje a Madrid para fulminármelo en el AVE.

Si hay algo que me ha gustado de esta correspondencia es la veneración, el cariño, el respeto y la adulación que se tienen el uno al otro. Siempre se dicen palabras bonitas, llenas de afecto y de sentimiento. Y lo curioso es cómo se invierten los papeles. Se inicia con un Mishima que rompe en elogios hacia su "maestro" Kawabata, y termina con los enaltecimientos de éste hacia su joven amigo.

Les dejo con una cita:

Me sobresalté frente a esta magnífica observación: "Alma: ¿De qué sirve esta palabra, sino para calificar la energía que circula en toda la creación?" [...] "El alma, ¿no es un concepto que incluye la totalidad de las existencias y las no-existencias? [...] El alma, esta forma de tiene por actividad englobar a todas las cosas, se metamorfosea, se traslada sin cesar, y no conoce nunca la fijeza"

domingo, 24 de octubre de 2010

Notre musique

Ver una película de Godard siempre es un auténtico lujo. Es volver a encontrarse con el cine como arte, el cine como una maravillosa poesía visual. Soy consciente de mi inmensa debilidad con este director y de mi, como siempre, dudosa objetividad. Pero, que le vamos a hacer. Soy un tipo vehemente y, como tal, me apasiono con lo que vivo, con lo que siento, con lo que pienso. Nervioso por lo que íbamos a visionar, encendí el proyector y nos dejamos aprisionar por la luz reflejada de la pantalla.

Primero, viajamos al Infierno. Una concatenación de imágenes arroja, a nuestros ojos, lo cruel y violenta que es la guerra. Solapadas, aparecen escenas de películas, de televisión, de documentales, que, acompañadas por música y el uso del color y la digitalización, nos introducen en la desolación y la sin razón de la guerra.

La desolación llegará en el Purgatorio. Los espacios devastados, vacíos, grises y fríos, sirven de telón de fondo de las conversaciones, a veces de carácter casi anecdótico, de los personajes protagonistas. Sarajevo acoge esta parte que lleva el mayor peso de la película. Nos muestra las consecuencias de la guerra, las cicatrices que quedan, las fisuras y las vidas resquebrajadas.

Finalmente, el Paraíso en forma de playa idílica que, para nuestra desgracia, está custodiada por el ejército.

Terminó la película. Apagué la luz del proyector. Tenía muy clara una cosa: ni Marta ni yo queremos marines en nuestro mundo de paz.

Que razón tiene el señor Goytisolo: "Matar a un hombre para defender una idea no es defender una idea, es matar a un hombre".

viernes, 22 de octubre de 2010

Limosna para morir

Recupero, porque lo he encontrado, el único vídeo que grabó 713avo amor, "Limosna para morir". Me encantaba este grupo en mis últimos años de teenager y, ahora, cuando lo escucho, me sigue transmitiendo muchas emociones... Espero que lo disfruten.

martes, 19 de octubre de 2010

Como un juego de mesa...

Fue en el curro donde pude comprobar la similitud de cómo funcionan las cosas en la sociedad en que vivimos y la labora, por ejemplo. Me di cuenta de que las indicaciones de las reglas del juego las recibimos y se hacen de la misma manera. Estábamos leyendo en la zona de la biblioteca. A mi derecha, había una niña. A unos metros, un niño me llamaba insistentemente:

- "Christian... Christian"

Asomé la cabeza. Lo miré. Mi cara reflejó que le prestaba atención.

- "Si caes en la casilla que pone "no recuerdo lo que ponía" ¿qué hay que hacer?"

Miré a la niña que había a mi lado y le dije:

- "Ya verás. Como para él tengo el poder, cualquier explicación que le dé, se la creerá. Esto suele pasar"

No recuerdo la chorrada que le dije en ese momento. Mas, el niño se emocionó, me dio las gracias y siguió jugando convencido de que esa era la regla.

- "Si se hubiera mirado las instrucciones, se habría dado cuenta de que me lo he inventado" -señalé a la quilla que tenía a mi vera.

Y así es como funciona la sociedad. En ella, nosotros/as no nos leemos las instrucciones del juego, es decir, no nos hacemos partícipes de la política a pesar de todo lo que ello conlleva. Así, seguimos jugando como ellos/as quieren, con sus reglas, con sus decisiones, aunque sean una majadería y no nos interesen. Como aquel niño con el juego. Si tan siquiera hubiese mirado las reglas un poco por encima, habría protestado, me habría dicho que me lo invento y, seguramente, explicaría a los/as demás quillos/as que no siempre el educador les dice la verdad. Si nosotros/as mirásemos las reglas, seguramente, no jugarían tanto con nuestras vidas y, además, defenderíamos más nuestros derechos y nuestros intereses.

Lo dicho, es como un juego de mesa...

domingo, 17 de octubre de 2010

Maletas perdidas

Iba leyendo en el autobús. El asiento de mi lado estaba libre. Cada vez subía más gente y se iba llenando. Finalmente, una quillita se sentó a mí lado. Estaba en la página 256...

- "Perdona... ¿Cuál es el título del libro?"

Levanté la vista, la miré y giré los ojos hacia el libro que llevaba en mis manos. Entorné sus páginas para dejar la portada visible y que pudiera leer el título, al tiempo que pronunciaba: "Maletas perdidas".

- "Gracias... Lo siento, pero no he podido evitar leer la página en la que estabas y me parecía interesante".

- "Ah. No pasa nada... La verdad es que está muy bien... Fíjate. Yo me iba a comprar otro libro de este autor que se titula Animales tristes. Lo había visto por Portugal y me apunté el título. Pero, al llegar a España no lo encontré. En una tienda, vi que tenían este otro, del mismo autor, así que me lo llevé. Y me está gustando mucho. Trata de cuatro hermanos que no se conocen (uno es de Inglaterra, el otro alemán, uno es francés y el que queda de España), y que están ordenando unas pistas para poder encontrar a su padre. La verdad es que es muy interesante."

- "Creo que lo voy a buscar y me lo voy a leer. Es que me estaba gustando lo que leía. ¡Uys! Oye, perdona por haberte interrumpido..."

Así rememoro cómo sucedió aquel encuentro, en el autobús, en que recomendé, a una quillita desconocida, el libro que me estaba leyendo: Maletas perdidas. Pero, tan solo es un recuerdo, porque "el paso del tiempo siempre deforma la realidad".

En esta novela, Jordi Puntí nos ofrece una especie de road movie narrada a través de las voces de los cuatro hermanos, quienes, como auténticos detectives, analizan pistas, huellas, testimonios, recuerdos, para lograr encontrar a su padre: Gabriel Delacruz. Así, van a apareciendo diversas localizaciones y, sobre todo, personajes bien definidos que van enriqueciendo más y más una obra que engancha, como si de un thriller se tratase, por las intensas ganas que entran de llegar a descubrir qué carajo nos depara el final. Y, quizás, es en este punto donde la novela decae. Lo que, hasta el momento, es una sobria y sólida novela, de repente deviene en una majadería rocambolesca que, apenas, parece tener nada que ver con lo anteriormente leído. Diría que desentona en exceso. No obstante, quizás, después de indagar en la extraña vida de un personaje realmente normal, sea normal terminar de manera extraña la vida allá contada.

"El sentido de una vida es la vida misma, aquello que construimos cada día sin ser conscientes de ello. Por eso, cuando las vivimos, la mayoría de las situaciones no tiene un significado especial. El espejismo del sentido viene después".

jueves, 14 de octubre de 2010

De La Pulquería a Calle 13

Seguía mi concatenación infernal de conciertos el Dominguito mismo. Su actuación de la Sala López era la ocasión para volver a ver a La Pulquería en directo. Presentaban su nuevo trabajo Fast Cuisine, compuesto por tres EP's unificados bajo un sólo título. Por fin, tocaba escuchar y ver un nuevo repertorio de estos quillos valencianos, con lo que no podía faltar a la cita.

Llegamos a las 21.00 horas en punto (supuestamente hora de apertura de puertas), y había ya un montón de people. Tardaron casi media hora en subir la persiana, con lo que la gente se iba apelotonando en torno a la puerta. Afortunadamente, pudimos comprar rápidamente las entradas y, como los pulqueros se había marchado a cenar, nos fuimos a echar una cervecica a un bar cercano. Al llegar, mi temor se confirmaba. Había más gente que en la guerra. Triste política la de esta ciudad que tiende a llenar las salas en exceso en detrimento del bienestar del público asistente. Y más, si se tiene en cuenta la existencia de columnas que dificultan la visión del escenario si quedas al fondo, en las últimas filas.



La Pulquería fue alternando nuevas canciones con aquellas ya consagradas de sus anteriores discos. Rock, Ska, rancheras, corridos de amor y su consabido reparto de tequila, para volver a ofrecer una gran fiesta de baile y diversión. La verdad es que los tíos se lo curran y, enseguida, hacen a la gente partícipe del evento. La pena es que sean tan guayones...

El concierto nos dejó con ganas de más, así que nos quedamos en el local, que se vaciaba a pasos agigantados, bailando. Marta y yo teníamos que madrugar, así que, por desgracia, decidimos retirarnos. Sin duda, esa era una noche en que habríamos quemado Zaragoza...

... Pero, tocaba madrugar, trabajar y, por la tarde, descansar para poder estar fresco la deseada noche del concierto de Calle 13, allá lejos, en Valdespartera. Caro y, en mi opinión, con desacertada elección de compañera de cartel: Bebe.

Empezaba con tres cuartos de hora de retraso sobre la hora programada y, para desgracia, se confirmaban mis temores. Iniciaba el concierto Calle 13, ante nuestra sorpresa por semejante sinsentido y majadería por parte de quien haya programado ese evento. Lo primero que sentí fue indignación. Es vergonzoso que sea cabeza de cartel Bebe, una tipa que adquirió, según mi punto de vista, una excesiva relevancia tras un trabajo bastante simplón y que, fuera de toda duda, se encuentra a años luz, en el ámbito internacional, de Calle 13, uno de los grupos más importantes de habla hispana en la actualidad. No en vano, esta banda ha ganado 10 Premios Grammy Latinos y 2 Premios Grammy. Pero, así es nuestra ciudad. Aquella que quiere ser Capital Europea de la Cultura 2016 demuestra, una vez más, su falta de criterio y su pésima gestión. Uno, porque son dos públicos totalmente diferentes. Dos, porque Bebe no puede ser cabeza de cartel de un concierto así. Tres, porque 26 euracos para ver a Calle 13 durante una hora, y un bis de una canción, es excesivo. El espacio Z medio vacío deja constancia de semejante despropósito. Tenemos la suerte y el lujo de que estén acá Calle 13 y nos los ponen de teloneros de Bebe. ¡Lamentable!



Pero vamos a lo importante. Vamos a la música y vamos al baile. Salió Calle 13 y se comió el escenario con pataticas y todo. El concierto empezaba fuerte, con dos bombas que ya nos dispusieron para el baile continuado: "No hay Nadie como Tú" y "la Cumbia de los Aburridos". Cumbia, hip-hop, ska y ritmos de reggaeton van cogidos de la mano para este grupo que no se muerde la lengua. Contundente en sus proclamas, el señor Residente, entre canción y canción, iba soltando algunas de sus perlas comprometidas con lo social y la política. Entre tema y tema, nos fuimos "Pa'l Norte", danzamos en una auténtica "Fiesta de locos" y al final sólo podíamos pensar: "Atrévete te te". Una pena que ya sólo les quedase tiempo para el "Tango del Pecado".

Era el momento de marcharnos a mitad de carpa, totalmente vacía en ese punto, para presenciar desde la lejanía el concierto de Bebe. Después de una interminable espera de casi cuarenta minutacos, salió la "pisa gatos" al escenario. Y la llamo así porque, desde donde estábamos nosotros, no se le entendía nada. Es más, en un momento del concierto, sinceramente, parecía una jaula de gatos maullando. Con un comienzo aburrido, con una quilla totalmente estática, decidimos autoanimarnos para, al menos, pasarlo bien. Bailamos, ¿cantamos?, desvariamos... tanto, tanto, que nos lo pasamos en grande. Ya no hacíamos caso a lo que hacía Bebe en el escenario. Realmente, nos daba igual. Sólo queríamos pasárnoslo bien... Quizás, hasta estuvo bien el concierto. Aunque, sinceramente, lo dudo, jejejeje.

Cuando ya no quedaba mucho para que terminase el concierto (tres o cuatro canciones), debieron abrir la entrada libre, porque comenzaron a entrar más personas y, casi, casi, parecía que había un porronsito de gente. Gente que animaba, gente que cantaba, gente que hasta parecía que había pagado para ver a Bebe.

Fin de concierto y carpa amenizada a ritmo de música de discotecas de playa veraniega. ¡Otra gran chingada! Un nuevo traspiés cultural. Señores/as del ayuntamiento, ya que hemos pagado 26 euracos por entrar a ver a unos grupos que, aunque muy diferentes, no chirriarían en un festival más inmenso, de esos que integran a muchos grupos de música llamada mestiza, o latina (o como bien carajo quieran etiquetarla), no nos la vuelvan a meter doblada y adapten la música al público asistente ¡Qué menos!

En fin, que grandes La Pulquería y grandísimos Calle 13. Ahora... ¡quiero más!

domingo, 10 de octubre de 2010

Paco de Lucía en la Sala Mozart



El Viernes, por fin, después de varias intentonas fallidas (no tener platita, me toca darle al laburo, demasiado lejos de la capital maña...), pude ver al gran Paco de Lucía en directo. Allá fuimos Marta y servidor y pudimos disfrutar de un conciertazo de lujo. Dos horas y cuarto (sin contar el descanso) en que todo el cuerpo se estremecía, se quedaba agarrotado y se dejaba llevar por la magia del flamenco. Dos horas y cuarto (sin contar el descanso) en que nos pasó por encima una apisonadora y nos dejó un concierto para el recuerdo. No sólo Paco, que demostró por qué es tan grande, sino todos y cada uno de sus acompañantes, nos dieron una noche inolvidable. Aún tengo en la retina a Farruco llenando todo el escenario con su sola presencia sobre el tablado...

viernes, 8 de octubre de 2010

Los Peyotes en La Lata de Bombillas



Ayer marché a ver a los Peyotes. Esperaba la llamada del Sr. Binguero, pero estaba malito de las tripas y, por desgracia, no podía asistir al evento. Sabía que allá me encontraría a gente, seguro, y que el Sr. Joven y Paula también acudirían más allá de las 21.30. Así que, al salir del trabajo, tomé a Boogaloo y me dirigí al Hamburgo's a tomarme un bocata y un tubico de cerveza. En ese lugar, vino la primera sorpresa: Cesarín y Müller entraban en escena. Bien, bien... ya éramos tres compinches, mínimo, dispuestos a menear nuestras caderas.

Entramos a la Lata de Bombillas sobre las 21.00. Poco a poco, iba llegando la gente. Llegaron Canh y Chemo. Empezaba a animarse la cosa. Poco a poco, seguía llegando más gente. Se respiraba fiesta en el ambiente y, de repente, las guitarras, la batería, el órgano y los desgarradores gritos del cantante, invadieron con estruendo la sala. La sala, llena, pero con algo de espacio. Golpes en la espalda mientras bailo. Paulita y el Sr. Joven, que ya han llegado. El rock'n'roll acelerado fluía por nuestras venas a ritmo garajero desenfrenado. Estaba el Cesarín, estaba Müller. Sabía que esta noche no era de esas con zombies de cuerpo acartonado que mueven sus cabecitas al compás de la música. La noche era para el más bravo y purito rockandrollah y nosotros los teníamos claro.

¡garaje o muerte!

martes, 5 de octubre de 2010

Cajeros

Grafito en Coimbra

Nos pidió, esta nuit, una mujer, ayuda para entrar un carro de la compra lleno de enseres al interior de un cajero. Marta le sujetó la puerta. Yo le ayudé a levantar el carro. Nos dio las gracias. Nos alejamos...


Marché hacia mi casa pedaleando sobre mi querida Boogaloo. Pasé por más cajeros. En unos, gente durmiendo. En otros, cartones, todavía vacíos, extendidos sobre el piso embaldosado. Y, en algunos, bolsas de deporte llenas y, en su cercanía, varias personas charlando.

Pensé en lo cotidiana que se ha convertido esta imagen. Pensé en las consecuencias que tiene esta mierda de sistema económico que no hace más que acentuar las desigualdades y generar más y más gente en riesgo de exclusión social. Unos pocos forrándose mientras otros, muchos, resisten en la gran chingada.

Hasta cuándo...

domingo, 3 de octubre de 2010

Sintra

Vista de Sintra

Agosto, día 16

Amanecemos pronto para poder ir a Sintra, esa villa que destaca, entre la mayoría de la gente, por su belleza. "Os encantará", nos repetían, una y otra vez, todas las personas que por allá habían estado.

Palacio Nacional

Al llegar, observamos el hermoso enclave en que se encuentra. Sita en los pies de una montañita coronada por su castillo, la vegetación rodea su casco antiguo. Mas, una vez que llegamos al centro, comenzamos a ver demasiadas pegas:

1) Los coches. Es demencial que no puedas caminar con tranquilidad por sus calles y alrededores. Hay lugares (muchos, por cierto), donde sólo hay calzada y ni rastro de aceras. Un pueblo considerado Patrimonio de la humanidad que dé preferencia a los coches en detrimento del peatón, dice mucho de dónde carajo está su interés.

Fuente hortera I

2) La cantidad ingente de personas. Agobia un poco que haya tantas personas por todos lados. Sí, es inevitable; pero cansa...

Fuente hortera II

3) Las fachadas y adornos horteras. Colores y acabados de mal gusto. Pequeños castillos de cuento a gran escala destrozan visualmente un conjunto que merece la pena recorrer. Lo malo es que lo hortera vence y es lo que se va quedando en la retina.

Hortera como una calavera...

Al finalizar la jornada, Sintra se convirtió en sinónimo de decepción. Y más si se tiene en cuenta que hay edificios realmente elegantes y bonitos muy deteriorados y dejados al abandono. Imagínense lo poco que nos gustó, que nos marchamos un par de horas antes de lo esperado.

Uno de los bonitos rincones de Sintra

domingo, 26 de septiembre de 2010

Dios Salve a la Reina



El Sábado de la semana pasada, marchamos a ver a Dios Salve a la Reina, tal como reza su página, el mejor Queen después de Queen. Se presentaba en Zaraguaya el Audi A1 y, por ese motivo, tocaba citado grupo en la carretera de Castellón, a 3,300 kilómetros. Partíamos desde casa del Sr. Joven en nuestros velocípedos para acercarnos hasta el lugar indicado. Marta ya estaba nerviosa antes de dar las primeras pedaladas. Paula, insegura sobre su plegable de ruedas deshinchadas. Y el Sr. Joven y servidor, también con ganas de llegar al evento.

Hinchar ruedas; pasar por una acera destrozada que haga saltar por los aires la luz trasera de la bici; encontrarse a compinches (y apenas poder pararte a hablar), que se dirigen al mismo lugar, pero caminando; sortear bordillos y adentrarse en el angosto pasillo de La Estrella de la Muerte, fueron los obstáculos que tuvimos que superar. Finalmente, llegamos cuando ya, con una canción o dos, habían comenzado.

Cuando era teenager, Queen fue un grupo que, aunque reconociendo que era bueno, nunca me había llegado a cuajar. Era uno de esos grupos que me molaban un mogote cuando, por ejemplo, los veía en el vídeo de "I Want To Break Free", pero que no soportaba en absoluto con canciones como "We Will Rock You". Sí, existía en mí esa dicotomía entre el Queen que me gustaba y el que me agobiaba extremadamente.

Poco a poco, a medida que mi atolondrada cabeza iba asimilando más ritmos, Queen empezó a encajar más y más en mis gustos musicales, aunque sin llegar a pertenecer nunca a mi disquería. Y así, hasta que llegó la "Chica del Este", quien me hizo redescubrir, con su pasión, al cuarteto londinense. A mis oídos llegaron más canciones. Algunas, pocas, no muy convincentes; pero, las más, buenas y otras... mejores.

Llegamos al concierto cuando apenas había comenzado. A mi alrededor había gente realmente emocionada. Marta bailaba, Paula gritaba y yo, sin duda, también "quería conducir mi bicicleta". Marta cantaba, Paula cantaba y yo, mientras, disfrutaba. Sería el momento, sería el concierto... pero, a medida que el evento avanzaba, un pensamiento empezaba a introducirse en mi mente: "ya es hora de que Queen pase a estar en mi disquería".

sábado, 25 de septiembre de 2010

Lisboa

Recorrido en tren de Faro a Lisboa

Agosto, día 13:

La llegada a Lisboa fue terrible. Nuestra calle no aparecía en ningún plano, la Oficina de Turismo estaba cerrada y el calor se veía acentuado por el peso de nuestras mochilas. Menos mal que, preguntando, se llega a todos los lados, así que no tardamos en legar a nuestro destino.

¡Estamos perdidos! ¡Horror!

Hay una extraña costumbre entre la gente de Portugal que me parece realmente curiosa. Cuando preguntas por algún sitio, tal y como te lo indican, parece que va a estar en el quinto pino, por allá bien lejos... de manera que todo parece estar mucho más lejos:

- "Siempre de frente, siempre de frente..." Aunque apenas sean veinte metros.

Lo bueno es que, cuando pillas el tranquillo, no desespera tanto el legar a los lugares que buscas.

Vista desde la Praça do comércio. Miles de peces se amontonan en el muro y escuálidos perros se acercan a las orillas del río en busca de comida.

Agosto, día 14:

Es el día destinado a la Alfama.

Una de las entradas a la Alfama

Nos dejamos llevar y recorremos las calles de ese barrio que parece anclado en el pasado. Cuesta arriba, cuesta abajo, nos perdemos por sus bonitos rincones y disfrutamos de sus quiebros, de sus colores, de la tranquilidad que ofrece. Subimos, bajamos, y volvemos a subir. LLegamos al mirador y, allá, nos encontramos a Manu. Los tranvías pasan atestados de turistas que, como sardinas, miran con una mezcla de fascinación, por lo que divisan, y de deseo, por bajar y poder estirar sus cuerpos y sentir de nuevo su espacio vital. Sin duda, es hora de volver a nuestras callecitas.

Calle empinada, tranvía, Sol de justicia... ¡Lisboa en Verano!

Después de la comida, dirigimos nuestros pasos hacia el Castelo de São Jorge, sito en un barrio muy bonito pero abarrotado de gente. El agobio de ver tanta gente, el precio y la extensa fila, serán suficientes para decidir que marchamos hacia otros lugares. Lugares recorridos por callejuelas, por lavanderías que ya están cerradas, por interminables cuestas, por plazas verdes y extensos jardines, por exageradas indicaciones para llegar a nuestros destinos. Terminamos el día agotados. Había sido un día duro para nuestros pies y nuestras piernas.

Casa Fernando Pessoa

Agosto, día 15:
Iniciamos la jornada con un pequeño percance. En nuestra habitación hay una extraña maquinaria que permite hacer uso del lavabo. Ésta une lavabo y bidé y, en teoría (no sabemos por qué), hay que desenchufarla por las noches. Así que, mientras Marta se lava las manos para ponerse las lentillas, el agua comienza a salir a chorros de la maquina. ¡Inundación! ¡Inundación! Un charco comienza a extenderse por la habitación. Desenchufamos la máquina y marcho, sigiloso, al baño a por papel higiénico. Con éste y unos periódicos, conseguimos secarlo. ¡Madre! La que habíamos armado...

Camerino. En el interior del Museo del Teatro

Tomamos el metro y marchamos a las afueras de Lisboa. Allá se encuentra el Museo del Teatro, que no salía ni en nuestra guía. La verdad es que tampoco la utilizábamos para mucho y, cuando íbamos a echar mano de ella, apenas nos solucionaba nada. Pero, a lo que iba. Marchamos al Museo del Teatro y salimos encantados, pues es pequeñico y una auténtica cucadica. ¡Y la tienda! Lo de la tienda no tiene nombre... allí enloquecemos y nos llevamos de todo.

A Belem se llega en tren. Recorremos mínimamente el barrio y vamos hasta la famosa torre que Marta pintó cuando era pequeña. Esa es la razón de mayor peso para ir hasta ese enclave de la ciudad un poco más alejado. El jazz suena de fondo. El Sol cae con fuerza sobre nuestras cabezas y acentúa las sombras de la Torre de Belem. Es hora de volver a nuestros aposentos a descansar un poco.

La famosa Torre de Belem

Volvemos a terminar la jornada agotados. El Sol, las caminatas, el calor, nos dejan exhaustos. En estas condiciones, replantearnos el viaje a Sintra (no pueden, tal y como habíamos planeado, guardarnos las mochilas en la residencia), es menos apasionante. Pero, bueno, no nos dejamos vencer por las situaciones intempestivas y, enseguida, en nuestras mentes está solucionado. Tan sólo, habrá que madrugar más de lo esperado, así que nos echaremos a dormir pronto. Sintra nos espera; pero, eso será otro día.

Para refrescarse, después de una jornada pateando la ciudad, qué mejor que una Sagres...