lunes, 7 de abril de 2008

Me duele

Recibí tu inesperada llamada. Me duele no volver a saber de ti; me duele este último año y medio; me duele que seamos recuerdos; pero, quizás, lo que más me duele es tu llanto. No llores, porque ni tú ni yo nos lo merecemos...

Adiós

3 comentarios:

Kijar dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
carmeneta dijo...

un besico

closada dijo...

Y lo recibo con una sonrisa.

Muac