martes, 28 de julio de 2009

Una familia tragicómica

Lo recibí, aunque unos días más tarde, como regalito de cumpleaños. Al tenerlo en mis manos, "prometí" que sería mi próxima lectura, que lo iniciaría nada más terminar con el Diario III de mi querida Anaïs Nin (quien, por cierto, sale en una de las lecturas de la protagonista). Pero, no pude aguantar tanto. Encima de mi mesa, uno tras otro, veía su portada naranja: Alison Bechdel: Fun Home.

Lo tomé entre mis maños, y sus delicadas y elegantes viñetas me introdujeron presurosamente en el devenir de la historia. Ya no había nada que hacer. Estaba enganchado de cuajo a su lectura. Marché al salón, me tumbé en el sofá y comencé a devorar viñeta tras viñeta, página tras página, capítulo tras capítulo...

Sonó el móvil. Era Marta. Había un gran y más que apetecible plan: ¡al cinema! No era V.O.S., pero me divertí de lo lindo con Pagafantas. ¡Qué bien poder disfrutar de esa tarde de Domingo con vos!

Llegué a casa. Cené. Tomé la novela gráfica de portada naranja "...pero, en el juego narrativo que impulsó nuestras historias entrelazadas, él estaba allí para cogerme cuando saltaba".

* Me lo regaló una quillita que afortunadamente atravesó la pantalla del ordenador y pasó a formar parte de mi pequeño Universo: Marta (marmota). ¡Muchas gracias!

3 comentarios:

marmota dijo...

A mi me encantó. :)

Mua!

scotty dijo...

Dios!! Personas que atraviesan la pantalla!!!!!!!!!!! ¡¡Brujeriaaaaaaaa!!!!!!!

closada dijo...

Es que es muy bueno, marmota. Una gran novela gráfica, sí, sí.

scotty, ya sabes que en la mía vida pasa de toooo', jajajaja.

Besicos, majos/as