martes, 19 de febrero de 2008

Nochevieja alternativa (16 de Febrero de 2008)


Cuando comienza mal el año, no hay nada como intentar cambiar su rumbo. Ya lo hicimos el año pasado, un 13 de Enero que reunió a unos catorce tarados con el deseo de celebrar una nueva Noche Vieja por todo lo alto, con visita a la Plaza de la Seo para tomar las uvas y todo. Para este año no había fecha; pero, sobre todo, para Carmeneta había que cambiar ya el devenir vital del año. Así que, en un pis-pas nos pusimos de acuerdo. La noche del Sábado 16 había sido la elegida. Sólo seríamos cinco, pero íbamos a ovacionar la entrada de año nuevo con la ilusión, la emoción, el entusiasmo, que se merece. ¿Cinco he dicho? No, no, cinco en Zaragoza, porque, en Caspe, cuatro quillitas también celebraban este acontecimiento.

En primer lugar, tocaba elaborar la cena. Como Carmeneta es vegetas, se me ocurrió preparar un menú sin nada de carnessssita. En total tres platos, para cuatro personas cada uno: una ensalada de pasta, una ensalada valenciana (cambiando el hinojo por canónigos), y unos champiñones con salsa de yogur. Todo realmente delicioso, de verdad, no es porque lo preparase yo. Sí, sí, en breves añadiré las recetas y podréis saborear de tan exquisitos manjares. De postre, un bracito gitano que trajeron Cuquito y Carmen.

Al terminar la cena, quedaba una hora para las uvas. El tiempo pasaba tan lento… y nosotros/as empezábamos a llevarnos por la apatía de la espera. Pero, en un momento todo cambió, se produjo un giro de 180º, y la ilusión y emoción empezaron a recorrer nuestros cuerpos. Primero, un mensaje de Mara para felicitarme el nuevo año, acto que nos anuncia que debemos de enviar los mensajes de felicitación de Año Nuevo, obviamente antes de las 12 y así sortear el posible colapso de las líneas. Algunas personas que van contestando… Y, seguidamente, la llamada de las cuatro quillitas caspolinas que, como nosotros, esperaban la entrada al Año Nuevo con su, también, preparada cena. Con esta llamada, todo dio un vuelco. La idea que nos propusieron era fabulosa. Sí, ante nuestros ojos se abría la posibilidad de visualizar, a través del Youtube, el vídeo de las campanadas del 95-96 con Ana Obregón y Ramón García. ¡Freaky es poco!

La conexión, tan deficiente como siempre. Estamos chingados/as del carajo, pensamos, pues no conseguimos que podamos ver el puñetero video. De repente, entre nervios, a alguien se le ocurre una idea: “y si bajamos un archivo de audio con sonido de las campanadas…” Dicho y hecho. Buscamos, encontramos y, entre gritos, tensión y nervios, observamos como la barra que indica la carga del audio se va rellenando. ¡Sí! Lo habíamos conseguido… 11.59: ¡El minuto más largo del año! Expectantes, estamos todos/as atentos a la pantalla. Los nervios se han apoderado de nosotros. Estamos totalmente metidos en esta alternativa celebración. Para nosotros/as, de verdad, iba a dar comienzo un nuevo año.

¡Las doce! Chan… chan… chan… una tras otra, las uvas iban entrando a nuestras bocas. Emocionados, nos abrazamos, nos besamos, nos deseamos un feliz año nuevo. Aprieto el “play” y comienza a sonar la canción elegida…

“Nos comimos una vaca cruda

Y nos parece poco

Si seguimos con esta alegría

Nos vamo’ a volver locos

Matemos al payaso ahora

Arriba de la mesa

Que esta noche no nos puede faltar

Que esta noche no nos puede faltar

Devolvé la bolsa, no nos puede faltar

Devolvele al pueblo. Su generosidad…” *



¡PUM! El champagne empieza a rular. Y brindamos, claro que brindamos…

Gracias, chicos/as por haber celebrado conmigo este nuevo inicio de año. ¡Sois unos/as cracks! Y no sólo a quienes cenaron conmigo, sino también a quienes entendieron, con sus respuestas, que la ilusión nunca debe perderse. Muac

*La Bolsa, de la Bersuit Vergarabat

Más fotos en el Blog de Carmeneta

3 comentarios:

Agamagra Blackray dijo...

See here

carmeneta dijo...

ja ja qué noche más divertida (y qué dolor de cabeza al día siguiente) y eso que me dormía de pie... si llego a estar espabilada me bebo hasta el agua de los jarrones... muchas gracias por acelerar el proceso de cambio de rumbo antes de que me pase nada más... os deseo un FELIZ AÑO FREAKY

closada dijo...

¡FELIZ AÑO FREAKY! Para el año que viene... ¡Vídeo, vídeo, vídeo...!