domingo, 22 de febrero de 2009

Carnaval

¡Carnaval, Carnaval! Carnaval, te quiero...

Ayer tocaba fiestecilla en casa de marmota. No era imprescindible ir disfrazado, mas mi caracterización la tenía pensada hace tiempo, así que no podía dejar mi vestimenta olvidada en una bolsa.

Previamente quedé con Marta. Como somos dos "afanaos" de la vida, habíamos decidido dar una pequeña sorpresa a Lola. Nos acercamos a la Casa del Té (o como se llame), y nos hicimos con tres pequeñas latas decoradas en cuyo interior había diferentes infusiones. El mostrador, unas fotos, una predisposición hacia la gustera... unas risas que salen sonoras para ocupar todo el espacio que nos rodea. Una visita, en el Ginos. Sólo está Paola. Otra, en casa de Víctor. Allá está Vicky con su Maripili a cuestas. Allá están las pizzas, las fotos, el vinito y la noticia. Pero, las agujas no paraban y tuvimos que salir prestos hacia nuestro destino de festival.

Al llegar, nada más entrar, me encontré a Caperucita Roja, sanguinaria ella, manchada de sangre, y su lobo (zorro), acojonado. Me presentaron a Asterix, Obelix y Panoramix. También estaban Luz e Iñaki. Y, además, como un purito milagro, apareció la Virgencica del Pilar caminando. Seguidamente, llego el señor Joven, todo elegante él, con su vestimenta de psicoanalista hipnotizador de seres inocentes. Una gitana, morena ella, completaba el plantel. Bueno, eso creía yo, porque aún vinieron tres más...

Estos eran los ingredientes. La casa era el continente donde preparar la miscelánea de sabores... que penica que tuvieses que irte.

2 comentarios:

marmota dijo...

Tenemos que hacer intercambio de fotos!

closada dijo...

Siiiiiiiiiiii