viernes, 7 de septiembre de 2007

El día que casi suspendo un concierto de Héroes del Silencio, jajajaja

Hoy me dieron un susto tremendo. Iba yo con mi velocípedo, buscando una maldita farmacia de guardia para comprarme colirio, ya veis que súper aventura. Llego a la Plaza San Francisco para incorporarme a la calzada, en concreto al carril del bus para, posteriormente, poder acceder al carril central. Y, de repente, pitido, una mujer chillándome por la ventana de un todo terreno… y yo, flipado, claro está. “¡Pero, quilla, que voy por este carril!” Y coincidimos en el semáforo. Ella en el carril central, yo en el del autobús, todavía. “¡Vaya susto me has dado1” Patatín, patatán… “Ya, pero es que os he visto, no he salido de este carril…” Y veo a Joaquín Cardiel al volante, con cara de susto, mirándome y gesticulando sobre el susto que se ha dado. “A ver, me he abierto demasiado al incorporarme, pero no he invadido el carril y he seguido por este” “Ya, pero no vas en coche, y claro nos has asustado…” “No, si los asustados, ahora, somos los tres”. Y Joaquín sigue con su cara de susto. Al final nos despedimos con una sonrisa. Todo aclarado y el corazón disminuyendo el número de latidos por minuto.

Llego a la Escuela y cojo El Metro. Leo: Héroes del Silencio viajan mañana a Guatemala para dar su primer concierto de la gira. Y pienso: joder, si me atropella, me mata, entra en una depresión y suspende el concierto… la cantidad de guatemaltecos que pasarían a odiarme.

No, si es que me pasa cada cosa…

Besos

3 comentarios:

carlos de Radiquero dijo...

y los que te amarían por siempre.
Dios, librarlos de semejante agonía. El rivaibal del rivaibal del rivaibal del gustirrinín de... quien?

bloc- era dijo...

jjejeje que cosas te pasan!!!! con esto y con la historia de la quilla entiendo el porqué, de tu interés por escribir un libro

MUCHOS BESOTESSSSSSSSSSSSSSSSS

marmota dijo...

jejeje
Vaya anécdota!!!