lunes, 8 de octubre de 2007

Still Life - Naturaleza muerta


Madrid no sólo nos ofertó la risueña velada de Death Proff. Al día siguiente fuimos a ver, de nuevo en V.O.S.E., Naturaleza Muerta, una película china que fue galardonada con el León de Oro en Venecia. El ritmo, lento, de ese sosegado que quieres que se rompa en cualquier momento; pero, no, no se rompe y sigue, y sigue, así, lento, calmado… Mas, a veces quedaba perplejo por los extraños sucesos que va introduciendo el director y que, por extraño que parezca, no aportan nada al deambular de las historias: véase la escena de los fumigadores, la del OVNI, la del edificio que despega, los actores de teatro jugando a la gameboy… ¡Surrealismo es poco, pinchegüeis! Y lo mismo ocurre con algunos encuadres que quedan fijos para mostrarnos un mínimo detalle que, aparentemente, tampoco aportan ningún dato importante para la continuidad de la película.

Mientras estaba en la sala, la sensación era la de una película extraña, con una forma de ver y contar las cosas algo alejada de nuestra percepción habitual en las películas occidentales. Y es que, claro está, oriente y occidente tienen conceptos diferenciales en el arte y, por tanto, en el cine. Así que no sabía muy bien si me estaba gustando o no…

Al terminar, Javi me preguntó: -“¿Qué te ha parecido?”

-“No sé, primero tengo que asimilarla”

Así que salimos a la calle. Decidimos que estaría bien caminar. Y, a medida que avanzaba, mi percepción empezaba a mostrarme una opinión más clara de esta película que nos enseñaba “otra” China, aquella de los grandes contrastes entre la pobreza y la opulencia, aquella de los pueblos o ciudades en que se nos muestra la miseria, mientras China parece despegar económicamente. Y mientras, como las personas, como los sentimientos humanos, el entorno se desmorona. Sí, me había gustado, había merecido la pena verla.

2 comentarios:

CaracolQuisCol dijo...

El edificio cohete es un absoluto surrealismo! cuando salí del cine y me preguntaron, respondi exactamente lo mismo...

closada dijo...

Pues sí, purito, purito, surrealismo. Eso sí, una vez que la asimilas, la película gana puntos...

Saludos, quillo/a.