miércoles, 16 de enero de 2008

Ramones - La joya de la Corona

Ramones. La Chimena de Zaragoza (1993)

Aquí está la deteriorada entrada de aquel concierto que dieron Ramones, en el 93, en La Chimenea de Zaraguaya Conection. La casualidad hizo que coincidiésemos en los pasillos del instituto y que, sin conocernos de nada, saliesen de la boca de Tomasín estas palabras:
- "Oye ¿a ti te gustan los Ramones?"
- "Sí, claro". Contesté yo
- "¿Nos vamos juntos? Es que no tengo con quien ir..."
Y así fue. Dos seres desconocidos quedaron para asistir al conciertico de Ramones y bailar como posesos al ritmo frenético del 1, 2, 3, 4.
Nunca podré olvidar que estuve allí, viendo a mis ídolos punkrockeros, ni el momento en que, en la puerta del Hotel Corona, nos encontramos con C.J. Ramone y, tras hablar con él por medio de una linda traductora, impregnó con la tinta de su boli el autógrafo que hoy sigue luciendo con orgullo mi pequeña joyita decolorada: la entrada de Ramones.

Hey Ho, Let's Go!

7 comentarios:

Javier López Clemente dijo...

ey, yo estuve en ese concierto. Me llevé a mi sobrina de 16 años. Alucinamos los dos y ella no consiguio cervezas en la barra... y yo tampoco jajajaja

Salu2 córneos.

Javier López Clemente dijo...

joder, ¿o me equivo? ¿no fue en el Pabellón Francés? Dios mio eso es la prehistoria de Zeta.

Salu2 córneos y debería confirmarlo, coño

;-))

closada dijo...

Sí, anteriormente tocaron en el Pabellón Francés. Yo era demasiado joven todavía como para poder asistir a un concierto y, seguramente, ni siquiera había escuchado al cuarteto de Queens (no lo sé). Pero, bueno, lo importante es el haber podido tener a esos cuatro "hermanos" delante, allá en el escenario, sin darnos un solo respiro...

Buf ¡brutal!

scotty dijo...

¡¡Que caaaaaaaabrón!!

Olga dijo...

¡¡¡Yo también estuve en ese concierto!!, cuanto tiempo ha pasado. Gracias a mi hermana y mi cuñado que me pagaron la entrada, si no, me habría perdido el directo de una banda mítica. Guardo la entrada como oro en paño.

closada dijo...

Hola Olga, que alegria compartir esos recuerdos con la gente. Gran concierto, si, si. La verdad es que es un lujo haber asistido. Un beso ramonero

alcorze dijo...

Yo también estuve en ese concierto de la Chimenea y en el del Pabellón Francés del 89 creo, que, en realidad fué en una carpa ubicada donde estaba dicho pabellón. Eran muy grandes!!!