lunes, 3 de diciembre de 2007

La Pulquería en la Oasis


La Pulquería, con sus máscaras mexicanas (esto ya hacia el final del concierto)

El fin de semana comenzaba demasiado pronto y es que, el Jueves, de nuevo, en la Oasis, tocaba La Pulquería. En un principio no iba a asistir, pues ya los había visto hace relativamente poco; mas, la posibilidad de perderme un concierto al que acudirían Cuquito y Gazpacho me llevó a cambiar mi decisión y animarme a asistir de nuevo al concierto de estos valencianos. Allá, en la puerta, nos encontramos a Adriana y Sylvia: ya estaba conformado el quinteto de la muerte.

Los Vibrants, correctos y divertidos en su actuación, dieron paso a La Pulquería, que enseguida se metieron al público en el bolsillo. A pesar de ello, parecía que no tenían suficiente, y aún animaban y alentaban todavía más al respetable. Creo que ellos tenían ganas de pasárselo bien; creo que nosotros/as también. De repente, a mi derecha, una quillita relinda, desconocida ella, saca la cámara de fotos y empieza a disparar. Y yo, que soy un repajolas, le pregunto si podrá enviarme las fotos por correo “eléctrico”. La respuesta es positiva y, prueba de ello, es que las imágenes que acompañan a este texto son de ella.

Baile, mucho baile, va acalorando la sala. Y llega el momento del tequila. La tradición hay que cumplirla, así que se reparte a diestro y siniestro entre las bocas de primeras filas. Pero, antes, se comparte entre el grupo y… el técnico de sonido. Lancha hinchable, cantante encima, y olas de mar formadas por los brazos de los asistentes. Así, hasta dos viajes. Momento divertido del que había que dejar constancia…

Y no, no había razones… porque no quiero morir sin antes haber amado, pero tampoco quiero morir de amor... y es que la otra orilla me espera, con los crisantemos que traerás. Buf, menos mal que hoy la Pelona me canta esta rola… plata, volver a verte mañana, o plomo, bastaba con eso sólo. (1)

El Viernes, a las nueve de la mañana, a currar. Buf, remal es poco… Pero puedo llevarlo. Incluso llega la nuit y estoy más o menos lleno de energía. La noche en el Calaveras es movidita. Me toca trabajar solo, pero yo puedo con todo. Una quillita me pide música latinoamericana, como dice ella. Intuyo que es de Colombia, así que me arriesgo: Aterciopelados, Sidestepper, Chocquitown, Dr. Krápula, la Sonora Carruselles… dejan los sonidos de esa linda tierra entre las paredes de mi antro favorito. Luego, pasaremos a la Argentina, con los Fabulosos Cadillacs, Bersuit Vergarabat, Karamelo Santo, Todos tus muertos… Y bueno, no nos dejaremos a Uruguay (La vela Puerca), México (ese Panteón Rococó, esos Café Tacuba), Venezuela con sus Amigos invisibles, Chile (¡Gondwana dame reggae!), etc.

De las copas a los/as niños/as. Las once de la mañana y ya están en la puerta unos/as cuantos/as. La jornada mola, ya que como con David (compi de curro), Ángel (su hermano, que trabaja debajo), y dos quillos/as más, en La Topera. La tarde pasa rápida y, a última hora, me entero de que he de currar de nuevo en el Calaveras. Efectivamente, la quillita era de Colombia (ya sabía yo, ya…), y repite noche de baile entre los Diablillos.

Domingo matinal: concentración bicicletera. Carmeneta, Cuco, George y yo damos un rulo con nuestros velocípedos por Paseo Echegaray, para solicitar que los carriles-bici de nuestra urbe se hagan con un poco más de cabeza. Luego, a recobrar energías: huevi-gambas, patatas fritas, sepia… y ya estamos comidos. Cine Forum y a dormir, que ya era hora…

Delicada flor, dedicada a vos: Mrs. Laurita. (2) ¡Qué menos! Gracias por las fotos.

(1) y (2): Extractos de temiquis de La Pulquería

8 comentarios:

scotty dijo...

Y le dijiste lo de las fotos a la "relinda" y no a la "refea", ¿no? Ya te vale!! A mi de la Pulqueria me molan dos o tres temas, la verdad. Eso si, la de los muertos es cojonuda

closada dijo...

Pequeño Scotty, se lo dije a esta quillita justo porque la tenía a mi derecha, hombro con hombro. Lo de relinda es, sobre todo, no sólo por acceder a pasarme las fotos, sino cumplir con lo pactado. Así, una quillita linda, se convierte en relinda.

Por ejemplo, a las chiquetas de mi clase les digo siempre, o "mis quillicas" o "mis quillas lindas", y entre ellas hay lindas, relindas, feas y refeas, como tú dices.

¡Es que es mi manera de expresarme, quillo!

Besicos

Carmeneta dijo...

Una persona que lleva la cámara a un concierto, hace fotos, promete pasártelas y lo cumple... debe ser linda... pero es que si además lo hace pronto... se merece lo de relinda... ¿cuántas veces nos prometen imágenes que nunca llegan a nuestro correo?...
PD.(ups.... ¿os debo alguna?)

closada dijo...

¡Ahí, ahí! ¡Esa es mi carmencita! Si es que es más sabia...

Un besote pa' la más linda ¡oe,oe,oe!

Mrs. Laurita dijo...

Me pasé de visita y q sorpresa!!
Me alegra q te hayan gustado las fotos! Fue dificil sacarlas entre tanto pogo, pero mereció la pena!!
Bueno, pues un placer. Nos vemos algún día x el calaveras, q hace tiempo q no voy y ya apetece...
Oye y gracias... q me he puesto colorada con tanto piropo de agradecimiento, jeje... En el próximo os paso más!

closada dijo...

Jajajaja, Mrs. Laurita, la pigmentación rojiza quizás venga a mi rostro al saber que lees mis líneas y piropos. Mas es un placer saber que navegas por mis feudos y recibes gratas sorpresas.

Si te pasas por el Calaveras, nos veremos (bueno, este puente como no sea el Jueves... el resto de días marcho a Barna ¡yiiihaaa!), pues habito en ese bar, sea pinchando o de camarero, sea de bailoteo. Bueno, a mí, a Cuquito, a scotty (que viene más últimamente), carmeneta si está fiestera...

Este antro nos va a matar

scotty dijo...

Joder confundí "relinda" con "rebuena". Presento aqui, publicamente, mis disculpas

closada dijo...

Disculpado estás, a pesar de que la pesadumbre llamó a mi puerta y el viaje a Barcelona se aleja, minuto a minuto, de mi esperada salida de Zaragoza en el único fin de semana que puedo desde hace... ¡Merde! Na' si está visto que no puedo hacer planes.
¡buf!